puidemar sailing

Mal de mar: el mareo de los viajeros

21 Feb, 2019

La principal preocupación de los navegantes neófitos es sufrir el llamado mal de mar. El clásico mareo que muchas personas padecen a bordo de una embarcación. Os contamos por qué se produce y cómo podemos prevenirlo.

Entre el 20 y el 30% de las personas que suben a bordo de una embarcación sufren el temido mareo propio de la navegación. Conocido científicamente como cinetosis, este malestar tiene una causa compleja que se origina en el oído interno. Sucede porque las señales que emiten el sentido de la vista y el sentido del equilibrio entran en conflicto.

Cualquier persona, haya navegado antes o no, es susceptible de marearse a bordo. Afortunadamente, esta situación se puede prevenir.

A nuestros ojos, la percepción de movimiento no es tan potente como la que percibe el oído. Este desajuste de información que recibe el cerebro genera una serie de síntomas que pueden impedir que disfrutemos de la travesía y de todo lo bueno que esta nos llega a ofrecer.

Los síntomas del mareo del navegante

Es importante destacar que cualquier persona es susceptible de sufrir el dichoso mareo. Tanto los noveles que ponen el pie en cubierta por primera vez como los marineros más experimentados que, incluso después de llevar años navegando, pueden llegar a marearse en situaciones muy concretas como, por ejemplo, al atravesar una borrasca.

Cada cuerpo es un mundo y tiene sus propios misterios, por eso los síntomas del mareo no afectan a todas las personas de la misma manera ni con la misma intensidad. En líneas generales estos empiezan con cierto adormecimiento al que le sigue una ligera sensación de desorientación, malestar, vértigo, transpiración fría, náuseas y, en el peor de los casos, vómitos.

imagen de la marejada agitada, un elemento que puede inducir fácilmente el mareo en el barco

Que no se os quiten las ganas de navegar: ¡el mareo se puede prevenir!

Es más fácil prevenir el mal de mar que tratarlo una vez que los primeros síntomas aparecen.

Antes de zarpar:
  • Dormir bien la noche anterior. Iniciar la aventura con cuerpo, mente y alma reparados por un buen sueño es clave.
  • Vigilar la alimentación. Es recomendable evitar comidas copiosas y la toma de demasiados líquidos. Os recomendamos no ingerir alimentos excesivamente ácidos o grasos y obviar aquellos con un alto nivel de histamina como el queso, el chocolate, los huevos y, por supuesto, el alcohol.
  • Tampoco es recomendable zarpar con el estómago vacío.
Una vez a bordo:
  • Es importante mantener un nivel de hidratación óptimo durante la travesía, especialmente si hace calor.
  • Mantenerse activo. Realizar tareas sencillas que nos mantengan ocupados siempre ayuda.
  • Fijar la vista en el horizonte. Evita mirar las olas u objetos en movimiento.
  • El factor psicológico. Autosugestionarse es muy fácil respecto al mareo. Si estamos pensando todo el tiempo en él terminará apareciendo.

La Biodramina y otros aliados

Existen otras opciones para prevenir el mareo en el mar. La Biodramina es un medicamento compuesto a base de dimenhidrinato que inhibe los síntomas del mareo y que actúa directamente en el oído interno. Conviene tomarla un rato antes de embarcar ya que tras su administración oral los efectos aparecerán a los 30 minutos y durarán entre 3 y 6 horas. Además, no sirve de nada tomarla una vez que los primeros síntomas han aparecido.

No es necesaria una receta para adquirir Biodramina en cualquier farmacia, pero al tratarse de un medicamento siempre recomendamos leer el prospecto y asegurarnos de que es adecuada para nosotros.

Tanto con medicamentos como la biodramina como con remedios naturales, el mareo en el mar se puede prevenir fácilmente.

Existen otras opciones naturales que también pueden ser útiles. Es el caso del jengibre, un gran remedio natural muy fácil de encontrar en mercados o herbolarios. Varios estudios han demostrado la efectividad de esta planta para combatir el mareo y no tiene ningún efecto secundario. No produce somnolencia y, además, pueden tomarla los niños y las mujeres embarazadas.

Por otra parte, existe una relación directa entre la histamina y el mareo. La vitamina C es un antihistamínico natural excelente. Si aparecen los primeros síntomas del mareo podemos reducirlos chupando una pastilla de vitamina C de 500mg.

Navegar lo merece

Nadie puede saber de antemano si un mareo le estropeará la maravillosa experiencia de navegar a vela. Desde aquí queremos deciros que no renunciéis a ella sólo por temor a sufrirlo, porque navegar y tener alrededor solamente las olas, el viento y el horizonte es una sensación de plenitud única que estamos deseando compartir con vosotros.

Además, cuanto más se navega más se acostumbran nuestra vista y nuestro oído al movimiento del velero. Si ya habéis navegado y habéis tenido la mala suerte de sufrir el mal de mar, os animamos a repetir la experiencia siguiendo los consejos que hoy compartimos con vosotros para prevenirlo.

Os prometemos que merece la pena; palabra de navegantes.

Reservar online